Archivos de la categoría ‘Conflictos’

Hasta ahora, no existía un amparo legal, por parte de los gobiernos estadounidenses, para la detención, de forma indefinida, de personas que pudieran ser sospechosas de colaboración con grupos terroristas. Pero esto cambió el pasado sábado, cuando se aprobó en el Senado, la “Ley de Financiación de la Defensa Nacional”, documento propuesto por la admistración Obama. Dicha ley presenta diferentes disposiciones entre las que destaca la militarización de la lucha antiterrorista en EEUU. Es decir, que a partir de ahora,  el Ejército de EEUU, será el encargado de gestionar todos las operaciones relacionadas en la lucha contra el terrorismo, tanto dentro como fuera de EEUU.

Este documento legaliza la brutal política penitenciaria llevada a cabo por los EEUU desde los atentados del 11S. A partir de ahora, el Gobierno de los EEUU, tiene vía libre para poder detener a cualquier persona, ya sea estadounidense o no, en EEUU o en cualquier parte del mundo, que sea tan sólo sospechosa de colaborar con grupos involucrados en actos terroristas. Además, los presuntos culpables detenidos no tendrán un plazo máximo de arresto por parte de las autoridades estadounidenses, estos presos podrán estar detenidos de forma indefinida hasta que el Gobierno de los EEUU lo considere oportuno.

Con la aprobación de esta ley se abre un peligroso camino. El documento promovido por Obama está más relacionado con regímenes dictatoriales que con el sistema democrático que tanto alardean tener. Esta nueva ley, junto con la “Patriot Act” aprobada en octubre de 2001, convierte a EEUU en uno de los países democráticos de Occidente en donde más se recortan las libertades y en donde más se atacan los derechos civiles de sus ciudadanos. Con la “Patriot Act” los gobiernos estadounidenses se otorgaron la autoridad y la libertad de poder interceptar todas las llamadas, mensajes de telefonía móvil y mails que salieran y entrasen en EEUU. Con esta nueva “Ley de Financiación de la Defensa Nacional” los gobiernos estadounidenses tendrán la autoridad para realizar detenciones arbitrarias y suprimir la libertad de presuntos inocentes durante un tiempo ilimitado.

Sin duda alguna, EEUU cada vez más, va quitándose la careta de cara al mundo y deja entrever lo que esconde detrás de ella. Tras una fachada en la que todo parece estar dibujado en relación al equilibrio democrático, se encuentran en realidad unos órganos de poder y unos instrumentos dignos de grandes dictaduras. Tal vez, además de lo sorprendente de esta ley, lo que más destaque es ver como Obama, con su gran campaña de propaganda en su campaña electoral (seguro que Goebbels la habría aplaudido fervientemente por la calidad propagandística de la misma) engaño y estafó a no sólo un país entero, hizo creer a gran parte de la humanidad que EEUU iba a estar casi liderado por el mismísimo salvador. Muy al contrario de esos ilusos pensamientos, actualmente Obama, aquel descafeinado Nobel de la Paz que prometió cerrar Guantanamo, no sólo no ha cerrado esta polémica prisión sino que además se ha permitido el “lujo” de expandir y sancionar la política de asesinatos selectivos iniciada por su antecesor, George Bush. Ahí es nada.

Anuncios

El periodista francés Thierry Meyssan sorprendía esta semana con un artículo sobre lo que está sucediendo en Siria y la manipulación a la que estamos siendo sometidos todos los consumidores de medios occidentales. De nuevo, un conflicto prefabricado sirve como instrumento para poner en funcionamiento el aparato de propaganda occidental dirigido por la OTAN.

Según cuenta Meyssan en la web de información alternativa Red Voltaire y en un artículo de Russia Today, al parecer la cifra de muertos en Siria no sería tal. De esta manera las 4000 víctimas que, según fuentes occidentales, habría ocasionado el conflicto habrían sido producto de una operación de propaganda contra el gobierno de Bashar Al-Assad para quitarlo de en medio.

Al parecer el órgano que se dedica a dar las cifras de fallecidos es el Observatorio Sirio de Derechos Humanos cuya sede está en Londres y cuyos responsables se intentan escudar en el más estricto anonimato. Según ha podido investigar Meyssan, el director de dicho órgano nació en Londres y posee varios pasaportes. Además dicho individuo es uno de los dirigentes de la organización de “Hermanos Musulmanes” la cual está en guerra declarada con Siria desde hace 30 años. Se ha demostrado que para realizar las listas de fallecidos en el conflicto, dicho Observatorio ha utilizado listines telefónicos para incluir muchos más nombres en la lista y engrosar el supuesto número de muertos. Esto ha sido corroborado por el propio Meyssan el cual afirmó “Lo curioso es que cada día dan cifras de víctimas, pero nunca mencionan nombres, nunca. Solo una vez, bajo presión de un gran número de periodistas, dieron una lista de unas cien personas. Y cuando se empezó a comprobar cómo murió cada una de ellas, la primera persona de la lista ni siquiera estaba muerta, estaba viva y se encontraba perfectamente”.

Por lo tanto, como se puede ver, nos volvemos a topar con la información manipulada y con el oscurantismo en los datos en un nuevo conflicto. Las razones son las de siempre. Siria se ha convertido en un nuevo objetivo de los halcones occidentales (EEUU, OTAN) y se tiene que ofrecer una información para moldear a la opinión pública. De esta manera dicha opinión (la mayoritaria) aceptará o verá bien una intervención militar contra el malvado y malísimo Bashar Al-Assad.

Fuentes:

Artículo de Russia Today http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_33027.html

Artículo original de Thierry Meysan http://www.voltairenet.org/Mentiras-y-verdades-sobre-Siria

El presidente de Rusia lanzó la semana pasada un serio mensaje de advertencia a través del canal que posee el Kremlin en Youtube. El vídeo que fue colgado el pasado 23 de noviembre, muestra la opinión que tiene Medvédev sobre el actual programa de implantación del “Escudo Antimisiles” en Europa por parte de EEUU y la OTAN. El presidente ruso se muestra contundente al afirmar que estaría dispuesta a que Rusia saliese del Tratado START (el tratado para la reducción de armamento nuclear estratégico) si EEUU y la OTAN no acuerdan un nuevo camino con Rusia para evitar la instalación de este “Escudo Antimisiles”. La situación se torna tensa.

Este vídeo lo encontré anoche por la red, blogueando. Es sorprendente que un mensaje de tal calibre no se haya ofrecido en ningún medio occidental salvo en Russia Today. Una vez más, los ciudadanos estamos al antojo de la información que se nos muestra en los medios. Uno se pregunta qué razones habrá para ocultar esta información al gran público. ¿Tal vez será que el presidente ruso habla más de la cuenta? Con este vídeo los medios occidentales nos vuelven a demostrar que trabajan bajo una agenda impuesta por los poderes fácticos, los poderes financieros y económicos. La censura informativa existe de una manera sutil pero esa sutileza se comienza a derrumbar gracias a Internet. Un medio, este, en el cual los profesionales de la información y cualquier ciudadano puede ofrecer noticias sin intermediarios que le puedan manipular. Mirad el vídeo y sacad vuestras propias conclusiones

Para poner los subtítulos en español basta con pinchar en CC, elegir “Traducir subtítulos” y elegir español en el menú.

Ayer se presentó en Madrid el libro “Fotoperiodistas de guerra españoles”. La presentación tuvo lugar en el salón de actos del edificio nuevo de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Al acto, moderado por la Decana de la facultad, María del Carmen Pérez de Armiñan y organizado por la Vicedecana de Profesorado e Investigación, María Jesús Casals, acudieron además de los autores del libro, Rafael Moreno (el cual es también docente en la misma facultad) y Alfonso Bauluz, los fotoperiodistas españoles Enrique Meneses, considerado el mejor fotoperiodista que existe hoy en día en nuestro país, y Mikel Ayestarán, un joven talento dentro del fotoperiodismo de guerra.

El acto comenzó con un pequeño discurso realizado por la Decana Pérez de Armiñan en homenaje a los fotoperiodistas de guerra españoles resaltando la humanidad tan grande que poseen estos periodistas, el gran amor y vocación por el periodismo y la tremenda sensibilidad humana para poder tratar las catástrofes con las que se cruzan en su vida diaria dentro de su profesión. Tras ello, Rafael Moreno quiso acercar al público presente el por qué de la producción de este libro. La principal razón surgió por la necesidad que había de recoger bibliográficamente todo el trabajo de los fotoperiodistas de guerra españoles para poder ponerlo en conocimiento del gran público. El mismo autor afirmaba que “la admiración por el fotoperiodismo de guerra ha aumentado en mi tras la investigación hecha para este libro”. El libro en sí no está concebido como una mera publicación para ver la crudeza de las guerras a través de las fotos de los diferentes fotoperiodistas. Según Moreno “el libro no es un recorrido fotográfico, es buscar el significado al trabajo realizado por los fotoperiodistas”. De esta manera, el libro quiere acercar al público no sólo el trabajo de estos profesionales, sino también la crudeza de su labor.

El evento prosiguió con la intervención de los dos fotoperiodistas de guerra presentes en el evento. Enrique Meneses, grandísimo profesional del fotoperiodismo, cautivó a los presentes con su enorme experiencia. A través de las diferentes aventuras sucedidas en su carrera profesional, como su etapa con los revolucionarios Fidel Castro y Che Guevara durante la revolución cubana del 58 y su posterior ingreso en prisión por soldados de Batista, invitaba a los futuros periodistas a “no tener miedo, a tomar la vida por las manos y a aventurarse”. Contando sus tantas anécdotas mostraba al público la aventura que resulta ser fotoperiodista de guerra. Por su parte Mikel Ayestarán mostró al público la cara más actual del fotoperiodismo de guerra. Según Ayestarán hoy en día los fotoperiodistas se “empotran” en batallones militares y desde ahí cuentan esa realidad de la guerra, perdiéndose así la objetividad del acontecimiento. Con ello, se pudo comprobar la diferencia que existe, más que evidente, con el fotoperiodismo más clásico. El acto terminó con un gran aplauso a la labor de estos valientes de la información.

A las conclusiones que uno puede llegar tras acudir a eventos de este tipo, son las siguientes. Por una parte, el verdadero periodismo, como bien dijo Meneses en la charla, es aquel que se realiza desde la pura vocación. Ese periodismo que hace aventurarse con cuatro perras y lanzarse a cualquier lugar en busca de cosas que contar a toda la gente. El periodismo de verdad es aquel que no tiene intermediarios. Meneses dejó muy claro que hubo una época en la cual, terminó hasta el gorro de jefes, directores de informativos, que sin saber como se jugaban el pellejo los corresponsales de guerra y sin saber la situación del conflicto de primera mano, se aventuraban a exigir al periodista ir a un lugar u otro independientemente de que esa decisión pusiera en peligro la vida del profesional. Fue a partir de entonces cuando fue jefe de si mismo. Hoy en día Internet es la puerta a la eliminación de intermediarios, es la libertad de producir sin las molestas decisiones de los medios, guiadas por intereses económicos, que tanto molestan a los verdaderos periodistas. La pureza del periodismo reside en la libertad que tiene que residir en el profesional de la información. Algo que hoy está totalmente secuestrado por los poderes financieros que controlan a los grandes medios. Meneses mostró la luz. Internet construye el camino hacia esa reconciliación de los periodistas con la sociedad.

Datos del libro

Titulo: “Fotoperiodistas de guerra españoles”

Autores: Rafael Moreno y Alberto Bauluz

Editorial: Turner (Calle Rafael Calvo 42 -2ºesc.dcha / Tfno: 913083336)


El diario español El Mundo, publicaba ayer, 21 de noviemebre, en la página 44 de la sección “MUNDO”, una noticia sobre la captura del hijo de Gadafi, Saif al Islam. El heredero del dictador Libio fue capturado por los rebeldes cuando intentaba huir a Níger. Ahora, ya retenido, al Islam tendrá que ser juzgado. Algo, que como resalta la noticia de este diario español, no es muy del agrado para ciertos políticos y personalidades europeas.

Se rumorea que el hijo de Gadafi tuvo grandes relaciones con el Partido Laborista británico en la época en la cual Blair lideraba este grupo. Estas relaciones otorgaron a Saif al Islam una serie de privilegios como su ingreso en la prestigiosa London School of Economics (LSE). Se supone que el hijo de Gadafi obtuvo su licenciatura en dicha escuela gracias a la ayuda inestimable de empresarios y políticos vinculados al Partido Laborista a cambio de una donación de 2 millones de euros a dicha escuela. También salen a relucir las sospechas sobre turbios negocios y relaciones con el régimen libio que conllevaron a la liberación de Abdelbaset al Megrahi (considerado el responsable del cruento atentado contra un avión que sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie) a cambio de jugosos contratos multimillonarios relacionados con el petróleo.

Por tanto, si se celebrara dicho juicio, Saif al Islam podría convertir todos estos rumores anteriores en realidad. Esto se convertiría en un hueso duro de roer para políticos británicos como Tony Blair, el ex ministro Peter Mandelson y empresarios como Imran Khand que apoyó económicamente al Partido Laborista y a la donación multimillonaria ofrecida a la LSE.

Aun así, esto sólo podrían ser una de las tantas afirmaciones de las cuales podrían temer los líderes occidentales. Gadafi, sobre todo en su parte final de mandato, antes de estallar la revolución, tenía negocios muy suculentos con destacables gobiernos europeos, entre los que se encontraban el gobierno italiano, el francés y el español, además del británico como hemos destacado anteriormente. De dichas relaciones, Gadafi habría obtenido información privilegiada la cual podría conocer sin problema alguno su hijo Saif al Islam. Este, ahora apresado y a la espera de juicio, podría dar a conocer todo un repertorio de afirmaciones que harían sonrojar a más de un líder occidental. Sin duda alguna, el heredero de Gadafi se va a convertir en un testigo molesto para los gobiernos occidentales.

Con esta información uno vuelve a recordar momentos turbios como el dudoso juicio hecho a Sadam Hussein y su rápida ejecución por parte de EEUU o la aún más misteriosa muerte de Bin Laden, el cual fue ejecutado el 2-5-2011. Siendo retorcidos al sumar todos los números nos da la famosa cifra del 11, pero además si  sumamos tan sólo las tres primeras cifra obtendremos el 9, que unido a las dos últimas cifras del año nos da la triste fecha de 9-11. Sin duda, es como si todo hubiera sido creado artificialmente. Tanta coincidencia resulta, ante todo, curiosa. Además se nos informó de que Bin Laden fue enterrado según el rito islámico. Una gran mentira puesto que para ser enterrado así, el cuerpo debe ser envuelto en una sábana blanca y colocado con la cabeza mirando a La Meca. Bin Laden fue arrojado al mar. El caso de Bin Laden es de lo más especiales, puesto que participó para el Gobierno de EEUU en las filas de la CIA y la información que poseería este individuo sería de lo más abundante. Si hubiera tenido un juicio habría saltado todo por los aires.

El último hecho destacable ha sido la cruenta y violenta muerte de Gadafi a manos de los rebeldes sin tener derecho a un juicio y sin la intervención de la OTAN en la captura, la cual habría evitado su muerte y se podría haber celebrado así un juicio. La pregunta es ¿quién habría querido el juicio de un dictador enrabietado con el espaldarazo de Occidente y con ánimo de venganza? Ahora ha aparecido en escena su hijo. Seguramente muchos líderes occidentales lo preferirían junto a su padre y ahora se estén dando de cabezazos contra la pared.

En las últimas décadas, los conflictos militares han sido mostrados a toda la sociedad por la televisión. A través de este medio, las guerras quedaron totalmente mediatizadas y por tanto manipulables por parte de los mass media. Muchos elementos que forman parte del conflicto quedan fuera de las imágenes que los telespectadores están viendo a través de la pantalla. Los medios anulan cualquier imagen que refleje cualquier tropelía o injusticia llevada a cabo por los ejércitos occidentales. Sólo muestran las atrocidades cometidas por los grupos rebeldes contra los que se lucha, por los grupos terroristas que se han convertido en principal objetivo. De esta manera, lo mostrado en televisión se convierte en propaganda en pura regla.

De esta manera surge el documental “La Guerra Que No Ves” realizado por el reportero de guerra John Pilger. El periodista australiano, que ha cubierto conflictos como los de Vietnam o Camboya entre otros y que ha trabajado para publicaciones de prestigio como “The New York Times”, “The Guardian” y “Daily Mirror”, nos muestra en este documental la verdadera cara de los conflictos. Nos introduce en la cruda realidad de las guerras de manera directa.

La visión de este documental es altamente recomendable. Tras su visionado se os presentará seguro la siguiente pregunta ¿Si los medios mostraran la guerra tal y como la presenta Pilger, la sociedad se seguiría quedando de brazos cruzados?

Ayer nos despertábamos viendo en la mayoría de diarios una noticia sobre la intención que tiene el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de atacar Irán. Según la información, su objetivo es atacar las bases nucleares iraníes. Netanyahu destacó que no le importaría realizar dicho ataque en solitario, sin ningún tipo de apoyo internacional. Durante la mañana, salió otra información proveniente del diario británico The Guardian, en la cual, se aseguraba que tanto el ejército británico como el ejército estadounidense estaban estudiando la posibilidad de realizar un ataque conjunto con Israel a Irán. El ejército británico estaba analizando la mejor posición geoestratégica para posicionar a sus buques y submarinos, armados con mísiles Tomahawk, para realizar el ataque.

Dicha manifestación bélica se hace en vísperas de que la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) haga público el informe sobre el programa nuclear iraní. Las razones que dan tanto Israel, como EEUU y Reino Unido para atacar Irán se basan en la existencia del desarrollo de armas nucleares dentro del programa nuclear iraní. ¿Les suena la historia de algo? Si, meses antes de atacar Irak, casi los idénticos protagonistas (en esta ocasión deberíamos cambiar a Israel por España para conformar el famoso “trío de las Azores”) afirmaban que Sadam Hussein poseía armas de destrucción masiva e Irak debería ser atacado puesto que resultaba una seria amenaza para Occidente. Tras años de cruda guerra en territorio iraquí, tras numerosas tropelías allí cometidas por los ejércitos occidentales, se demostró que aquello de las armas de destrucción masiva formó parte de una de tantas mentiras a las que nos tienen acostumbrados los líderes de Occidente.

Hoy, aparece una noticia en la página 5 de la sección Internacional del diario El País con el siguiente titular “Irán advierte de que está listo para una guerra contra Israel”. Al parecer las cuerdas se están tensionando más de la cuenta. Dice la noticia de El País que las amenazas entre Israel e Irán son continuas desde la revolución iraní de 1979. Durante décadas uno y otro actor internacional han estado lanzándose amenazas. Sin embargo, la de esta vez, parece más seria por el clima internacional en el que se produce y por la disposición tan firme de EEUU y Reino Unido de apoyar a Israel.

Irán es un país muy rico en petróleo y gas natural. Posee las terceras reservas más grandes del mundo de petróleo con un total aproximado de 136 mil millones de barriles hasta 2007. Pertenece a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de la cual es el segundo mayor productor tras Arabia Saudí. A nivel mundial Irán es el cuarto productor de petróleo con una producción de unos 3.8 millones de barriles por día, o lo que es lo mismo, el 5% de la producción mundial. A este nivel de producción, las reservas iraníes tendrían una vida aproximada de 98 años. Con estos datos, uno se puede imaginar el caramelo tan jugoso que resulta Irán para las grandes potencias occidentales. ¿Armas nucleares? No, lo que existe es la necesidad de acaparar las mayores  reservas de petróleo posible para mantener el nivel de producción industrial en Occidente debido a la escasez de este recurso en las próximas décadas.

De sobra es conocido que la economía norteamericana es una economía de guerra. Para que la economía de EEUU crezca es necesario que existan grandes conflictos que permitan una alta producción en el sector armamentístico estadounidense y en el sector aeronaútico. Compañías norteamericanas como Lockhead Martin Corporation, cuyo volumen de ventas en 2008 ascendía a 39.500 millones de dolares; Boeing con 31.100 millones de dólares o Northrop Grumman Corporation con 22.900 millones, son empresas que aportan unos altos índices de producción industrial al país y permiten grandes beneficios en las cuentas estadounidenses. Por otra parte, a la banca estadounidense le interesan las intervenciones militares porque de esta forma tienen asegurados créditos que otorgar al Gobierno norteamericano para que este pueda pagar los caros contratos de Defensa. Todo se convierte así en un ciclo de lo más macabro.

Por otra parte, Irán se encuentra en una zona geopolítica de lo más destacada para los intereses de EEUU. Irán está situada en la región de Oriente Medio, entre Afganistán e Irak. Estos dos países ya han sido conquistados por Estados Unidos colocando en el poder a personalidades que aceptan sin rechazo alguno las exigencias puestas por los norteamericanos. La última pieza que falta para completar el puzzle es Irán. Consiguiendo ocupar este país y hacerse con el control del territorio, no sólo le permitiría a EEUU dominar la zona, sino también dominar el puente entre Oriente y Occidente y tener muy próxima la frontera con China para tener también una conexión terrestre con la que es llamada a ser la próxima potencia mundial. De esta manera EEUU conseguiría un puesto de lujo desde el cual presionar los intereses del gigante asiático y evitar su avance. La lucha por la hegemonía mundial sólo está comenzando.