Objetivo Irán ¿Cuáles son las razones para intervenir militarmente?

Publicado: noviembre 4, 2011 en Conflictos, Politica Internacional
Etiquetas:, , , , , , ,

Ayer nos despertábamos viendo en la mayoría de diarios una noticia sobre la intención que tiene el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de atacar Irán. Según la información, su objetivo es atacar las bases nucleares iraníes. Netanyahu destacó que no le importaría realizar dicho ataque en solitario, sin ningún tipo de apoyo internacional. Durante la mañana, salió otra información proveniente del diario británico The Guardian, en la cual, se aseguraba que tanto el ejército británico como el ejército estadounidense estaban estudiando la posibilidad de realizar un ataque conjunto con Israel a Irán. El ejército británico estaba analizando la mejor posición geoestratégica para posicionar a sus buques y submarinos, armados con mísiles Tomahawk, para realizar el ataque.

Dicha manifestación bélica se hace en vísperas de que la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) haga público el informe sobre el programa nuclear iraní. Las razones que dan tanto Israel, como EEUU y Reino Unido para atacar Irán se basan en la existencia del desarrollo de armas nucleares dentro del programa nuclear iraní. ¿Les suena la historia de algo? Si, meses antes de atacar Irak, casi los idénticos protagonistas (en esta ocasión deberíamos cambiar a Israel por España para conformar el famoso “trío de las Azores”) afirmaban que Sadam Hussein poseía armas de destrucción masiva e Irak debería ser atacado puesto que resultaba una seria amenaza para Occidente. Tras años de cruda guerra en territorio iraquí, tras numerosas tropelías allí cometidas por los ejércitos occidentales, se demostró que aquello de las armas de destrucción masiva formó parte de una de tantas mentiras a las que nos tienen acostumbrados los líderes de Occidente.

Hoy, aparece una noticia en la página 5 de la sección Internacional del diario El País con el siguiente titular “Irán advierte de que está listo para una guerra contra Israel”. Al parecer las cuerdas se están tensionando más de la cuenta. Dice la noticia de El País que las amenazas entre Israel e Irán son continuas desde la revolución iraní de 1979. Durante décadas uno y otro actor internacional han estado lanzándose amenazas. Sin embargo, la de esta vez, parece más seria por el clima internacional en el que se produce y por la disposición tan firme de EEUU y Reino Unido de apoyar a Israel.

Irán es un país muy rico en petróleo y gas natural. Posee las terceras reservas más grandes del mundo de petróleo con un total aproximado de 136 mil millones de barriles hasta 2007. Pertenece a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de la cual es el segundo mayor productor tras Arabia Saudí. A nivel mundial Irán es el cuarto productor de petróleo con una producción de unos 3.8 millones de barriles por día, o lo que es lo mismo, el 5% de la producción mundial. A este nivel de producción, las reservas iraníes tendrían una vida aproximada de 98 años. Con estos datos, uno se puede imaginar el caramelo tan jugoso que resulta Irán para las grandes potencias occidentales. ¿Armas nucleares? No, lo que existe es la necesidad de acaparar las mayores  reservas de petróleo posible para mantener el nivel de producción industrial en Occidente debido a la escasez de este recurso en las próximas décadas.

De sobra es conocido que la economía norteamericana es una economía de guerra. Para que la economía de EEUU crezca es necesario que existan grandes conflictos que permitan una alta producción en el sector armamentístico estadounidense y en el sector aeronaútico. Compañías norteamericanas como Lockhead Martin Corporation, cuyo volumen de ventas en 2008 ascendía a 39.500 millones de dolares; Boeing con 31.100 millones de dólares o Northrop Grumman Corporation con 22.900 millones, son empresas que aportan unos altos índices de producción industrial al país y permiten grandes beneficios en las cuentas estadounidenses. Por otra parte, a la banca estadounidense le interesan las intervenciones militares porque de esta forma tienen asegurados créditos que otorgar al Gobierno norteamericano para que este pueda pagar los caros contratos de Defensa. Todo se convierte así en un ciclo de lo más macabro.

Por otra parte, Irán se encuentra en una zona geopolítica de lo más destacada para los intereses de EEUU. Irán está situada en la región de Oriente Medio, entre Afganistán e Irak. Estos dos países ya han sido conquistados por Estados Unidos colocando en el poder a personalidades que aceptan sin rechazo alguno las exigencias puestas por los norteamericanos. La última pieza que falta para completar el puzzle es Irán. Consiguiendo ocupar este país y hacerse con el control del territorio, no sólo le permitiría a EEUU dominar la zona, sino también dominar el puente entre Oriente y Occidente y tener muy próxima la frontera con China para tener también una conexión terrestre con la que es llamada a ser la próxima potencia mundial. De esta manera EEUU conseguiría un puesto de lujo desde el cual presionar los intereses del gigante asiático y evitar su avance. La lucha por la hegemonía mundial sólo está comenzando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s